Ansiedad en el trabajo: Consecuencias

La ansiedad en el trabajo provoca una serie de consecuencias en nosotros. Excesiva preocupación, que puede producirse por un nivel alto de autoexigencia, por un excesivo perfeccionismo o por miedo a una valoración negativa de uno mismo o del trabajo que realiza.

Cansancio o agotamiento, producido por un constante estado de tensión.

Comprobación excesiva de tareas: A veces, por nuestro carácter obsesivo, inseguro, perfeccionista o por nuestro miedo a equivocarnos, tendemos a revisar todo de forma constante. Si nuestra carga de trabajo es excesiva o inadecuada este exceso de comprobación puede crearnos aún más ansiedad y estrés.

Lentitud: La revisión constante de tareas retrasa más nuestro ritmo. Esa lentitud retroalimenta nuestro estado de ansiedad, ya que nos resta tiempo para cumplir con el resto de actividades.

No desconectar: Estaremos constantemente atentos a las tareas que nos encomiendan y pendientes de responder lo antes posible ante cualquier demanda.

Insomnio: Quizá puede que nos cueste dormir o nos despertemos de forma repetida pensando en el trabajo .

Inseguridad: Por mucho de que te intenten convencer de que eres bueno en el trabajo, nunca terminas de creértelo.

Excesiva sensibilidad: Con los trastornos de ansiedad es probable que estemos más sensible con nuestros compañeros de trabajo y las personas que nos rodean

Si realmente te estás sintiendo mal y te sientes identificado, te aconsejamos compartir cómo te sientes con los especialistas encargados de ayudarte a mejorar, mantener al personal saludable debe ser la prioridad en cualquier empresa.

Contenido IMF Business School

leave a Comment