El Asma afecta a más de 300 millones de personas

Hoy se celebra el Día Mundial del Asma, como se acostumbra cada primer martes de mayo. Como corresponde se aprovecha esta fecha como iniciativa de concienciar a la población sobre dicha enfermedad, así como incentivar a los avances de la medicina que permiten mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

El asma afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, y de estas se estima que el 10% son niños, siendo esta una enfermedad crónica más frecuente en la infancia, pero puede continuar hasta la vida adulta y convertirse en un grave problema si no se mantiene bajo control.

Sus síntomas más comunes son episodios de dificultad respiratoria y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Sin embargo, con la medicación adecuada esta condición mejora notablemente, aunque aún no existe un tratamiento curativo total. Siguiendo el tratamiento actual se puede llevar una vida saludable y sin limitaciones.

Existen diversos tipos de asma como son:

  1. Asma alérgica.
  2. Asma estacional.
  3. Asma no alérgica.
  4. Asma ocupacional.
  5. Asma inducida por el ejercicio.
  6. Asma nocturna.

Es importante realizar el tratamiento preventivo y la técnica inhaladora correctamente, y controlar los factores de riesgo. Aunque el asma supone una carga importante para quien la padece, es posible tenerla bajo control, pero si prevenir los ataques fuertes.

Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral. La tasa de letalidad del asma es relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas, no obstante, en 2005 fallecieron 255.000 personas por esta condición.

Los medicamentos contra el asma forman parte del día a día de los pacientes pero también se les recomienda evitar fumar y permanecer en entornos con humo, así como mantenerse en control médico periódicamente.

Cada año los movimientos para controlar el asma animan a pacientes y familias para que participen y aprendan a cómo sobrellevar la enfermedad de forma controlada, y de esta forma se puede incluso reducir las hospitalizaciones al 50% en 5 años.

Fuente del artículo de Pulso Corporación Médica:
En Genérico
Secretaría de Salud