El valor de la Salud Emocional en las organizaciones

El mundo está evolucionando rápida y constantemente, mientras que la tecnología transforma las empresas y organizaciones, el ámbito laboral va cambiando y trae consigo nuevas demandas de mejoría para las habilidades y capacidades del personal de trabajo. Actualmente ha adquirido mucha más relevancia el concepto de salud laboral, pero no solo se trata de salud física sino también se deben tomar en cuenta todos sus componentes, como lo es la salud emocional.

Puede afirmarse con rotundidad que no se puede hablar de salud laboral sin considerar como elemento necesario el bienestar emocional. El cambio y las actualizaciones en las empresas son consustanciales, pero estas dinámicas de las organizaciones constituyen fuentes potenciales de dificultades emocionales y en especial de estrés laboral, para las personas que las forman, y más aún con vida actual tan activa y acelerada que se vive en estos días.

La gestión emocional, entendida como el conjunto de habilidades para adaptarse y afrontar los cambios y dificultades, constituyen un activo valioso y necesario del que se debe dotar a todos los colaboradores dentro de cada empresa y organización, ya que sus actividades profesionales ocupan una parte importante de su vida y por tanto, es un factor relevante de su bienestar psicológico, así como el físico y el social.

Aprender a gestionar las emociones y utilizarlas para favorecer el desarrollo de las tareas, mantener la motivación, generar un clima agradable en las relaciones interpersonales en el trabajo, son clave para prevenir el desgaste profesional, el estrés laboral y potenciar el desarrollo integral.

Algunos trabajos exigen más trabajo físico, otros tienen mayor costo emocional, y todos tienen diferentes cargas de estrés, que pueden ser altos o bajos niveles, dependiendo de las capacidades del trabajador. Considerando la carga emocional del trabajo puede afectar la salud física, causando hipertensión, dolores de cabeza, malestar estomacal, colesterol alto, entre otras consecuencias, los programas que encaminan a una mejor estabilidad emocional en el trabajo son cada vez más conscientes de esto.

Sin embargo, en un trabajo con mucha carga emocional hay cosas que se pueden hacer para minimizar el impacto. Lo primero que cada persona necesita hacer es reconocer en donde estaría esa falla que le resulta pesada emocionalmente en su trabajo, y al exponerlo tendrá más control para evitar desarrollar alguna consecuencia grave.

Una forma de manejar cualquier carga emocional es cambiar la actitud. Se debe recordar que si bien el trabajo puede implicar lidiar con los problemas, la ira y el resentimiento de otras personas, no se debe permitir que esos problemas se conviertan en propios.

La buena alimentación también es importante, ya que las personas tienden a ignorar la alimentación saludable cuando están estresadas, entonces si resulta difícil recordar comer sano, se puede crear un menú o un plan para cada día.

 

 

 

El ejercicio es bueno para la salud física y mental. Hacer un plan para ejercitarse 30 minutos todos los días, y si es posible tan pronto como termine la jornada laboral es mucho mejor. Esto lo ayudará a aliviar el estrés de inmediato.

A veces puede parecer simple pero el aire fresco y unos momentos al sol pueden ser beneficiosos para la salud, ya que mejora el estado de ánimo. También desconectarse es lo mejor que se puede hacer si se tiene mucha carga emocional en el trabajo, así que apagar el celular y evitar cualquier contacto con el trabajo puede ofrecer un respiro que se necesita para sentirse mejor, y también para compartir con la familia o amigos.

Finalmente, algo vital es controlar los problemas de salud existentes. Si un colaborador sufre de migrañas, hipertensión, o algún tipo de afección médica, debe mantenerse en control con su especialista y realizar los cambios en el estilo de vida necesarios para su bienestar, y claramente seguir tomando su debido medicamento.

Hay que recordar que trabajo emocional también puede afectar las relaciones de pareja, familiares o de amistades, entonces hay que mantener la actitud positiva y siempre pensar en una mejoría constante. No solo habrá más productividad en la empresa, sino que de forma integral todas las relaciones se mantendrán en un estado de bienestar.

 

➡Cualquier información adicional comunicarse con Milady Guillén 994.400.895 (Whatsapp o llamada) del Equipo Comercial.

 

Fuentes del artículo de Pulso Corporación Médica:
Area Humana
Family Doctor