Importancia de las proteínas en la alimentación diaria

Las proteínas juegan un papel fundamental para la alimentación diaria. Su consumo no sólo es esencial como aporte de energía sino también para la reparación de tejidos, la oxigenación del organismo y el favorable funcionamiento del sistema inmunológico.

El cuerpo está compuesto por proteínas, desde los músculos, cartílagos, ligamentos, piel, cabello hasta las uñas, de igual forma, los anticuerpos, la hemoglobina, ciertas hormonas como la insulina y las enzimas son también proteicas.

Conocer el cómo alimentarse es importante, ya que las dietas mal diseñadas y mal balanceadas para bajar de peso con muy pocas proteínas pueden conllevar a sufrir una deficiencia de este vital elemento. Y cuando el organismo no obtiene la cantidad mínima de las necesarias proteínas comenzará a lanzar señales de alerta.

Las proteínas que se hayan en comidas de origen animal, como las carnes, los huevos o los productos lácteos, así como en las legumbres y los frutos secos, contienen muchos tipos de aminoácidos, ente ellos la leucina, que juega un importante papel en la preservación de la musculatura.

Para que el cuerpo funcione correctamente se necesita ingerir en la diaria alimentación una cantidad mínima de proteínas de buena calidad. Habitualmente se recomienda ingerir diariamente 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

Una persona que pese 70 kg con una dieta alta en alimentos con proteínas de origen animal, la cantidad de proteínas que debe consumir cada medía es de 56 gramos, y en el caso de quien pese 80 kg, la ingesta recomendada sería de 64 gramos diarios.

Esto también puede variar según la actividad física de la persona o si está en etapa de crecimiento, la cantidad necesaria de proteína puede ser mayor, entonces se entiende que las dietas generales no son la mejor opción para la buena alimentación, sino una consulta personalizada con un especialista es la vía más adecuada.

Pulso Corporación Médica se dedica a mantener la vida saludable de las personas, por lo que es indispensable tomar las medidas necesarias para prevenir condiciones graves de salud, como las que se desarrollan a través de la alimentación inadecuada.

La deficiencia proteica crónica puede observarse en la disminución de la masa muscular. Esta grave situación, además de disminuir el peso por caminos erróneos y provocar determinada flacidez muscular, disminuye la capacidad para realizar los esfuerzos físicos acostumbrados y provocar algunos calambres musculares.

Si la deficiencia proteica en una dieta inadecuada se acompaña con una drástica y poco saludable disminución de las calorías totales, una señal es la fatiga o el cansancio mantenido pues el organismo no dispone de la energía suficiente para cumplir con las tareas de todos los días.

Siempre la mejor opción será consultar con un médico antes de decidir seguir una dieta, ya que muchas ofrecen pérdidas rápidas de peso pero con un alto costo para la salud corporal y con consecuencias graves que nadie desea tener.

Fuente:
Cubahora