La gran fuente de alimentos que ofrecen los pescadores en el Perú

Como cada 29 de junio en el Perú, se celebra el día de San Pedro y San Pablo, sin embargo el reconocimiento de esta fecha va también para el esfuerzo que realizan día a día los hombres y mujeres que se dedican a la actividad pesquera, por lo que también se conoce como el Día del Pescador.

Los también llamados “hombres del mar” tienen una labor llena de sacrificios, en algunos casos lejos de sus familias por algunos días e incluso semanas para estar dedicados a traer los sabores de las aguas a las mesas peruanas, y naturalmente el sustento a sus hogares.

Esta profesión también es bastante riesgosa puesto que las bajas temperaturas son bastante fuertes en el mar, y muchos se exponen a los cambios climáticos tan peligrosos que tiene el océano. A todas estas muchos de ellos aman lo que hacen, y quieren continuar haciéndolo, no tanto como un trabajo, sino como un estilo de vida.

Por su parte, estos riesgos deben ser tomados en cuenta por las empresas pesqueras, para mantener sanos a sus colaboradores. El tomar la oportunidad de que los pescadores formen parte de los servicios y beneficios que ofrece la salud ocupacional es la decisión más asertiva y segura.

Otro de los riesgos que se presentan en esta labor es el disergonómico, debido al conjunto atributos de esta labor, que inciden en aumentar la probabilidad de que los pescadores, estén expuestos a lesiones en su trabajo por las condiciones donde se lleva el cuerpo al límite, como la manipulación manual de cargas, sobreesfuerzos, posturas de trabajo y movimientos repetitivos.

Considerando el punto de la salud, que es bastante importante en esta actividad que permite adquirir diversidad de productos hidrobiológicos además que genera desarrollo económico para el Perú, debe seguir cultivándose esta normativa y cuidar de quienes se arriesgan para cumplir con lo que más destaca al Perú, que es su deliciosa comida.

Como parte del Sistema de Formalización Pesquera Artesanal, el Ministerio de Producción ha entregado miles de permisos cada año para esta actividad, lo que permite mejorar en todas las áreas del rubro y así mantener la seguridad, salud y constancia de quienes lo practican.

De igual forma los pescadores artesanales siempre son premiados de diferentes formas para mejorar sus habilidades en el campo y elevar sus ingresos, nunca siendo menospreciados por todo lo que son capaces de lograr en distintas partes del país, ya que sus capturas representan el 60% del volumen de los alimentos del mar que se consumen diariamente.

Se calcula que alrededor de 44 mil personas dependen de la pesca artesanal, de los cuales 1.300 son mujeres, y que esta actividad está concentrada en las regiones de Piura, Ica y Arequipa.

Ya es tradición cada 29 de junio, que muchos ciudadanos se acerquen desde las primeras horas del día a los puertos y zonas conocidas por su actividad pesquera, no solo para comprar productos marinos, sino también para disfrutar diversos potajes. Los comerciantes ofrecen desde el tradicional ceviche hasta el reconstituyente chilcano, a precios para todos los bolsillos.

 

Fuentes del artículo de Pulso Corporación Médica:
-RPP Noticias
-Sociedad Nacional Pesquera