La prevención del Síndrome Metabólico para salvar vidas

El Síndrome Metabólico (SM) en términos generales es el conjunto de afecciones que son consideradas como un factor de riesgo para el futuro desarrollo de enfermedades cardiovasculares, Y esto actualmente afecta a gran parte de la población, por lo que se hace gran énfasis en su prevención como principal factor, al educar a los pacientes a llevar vidas más saludables.

Dentro de este conjunto de afecciones se encuentra el aumento de la presión arterial, glucosa elevada en la sangre (hiperglicemia), exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos (dislipidemias), con la presentación de estos factores de riesgo en simultáneo, aumentando considerablemente el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y otras enfermedades graves y de impacto familiar, laboral y social.

Pulso Corporación Médica, ha establecido dentro de sus pilares empresariales el contribuir en la prevención de la salud de las personas. Por ello, el enfoque de poder identificar con antelación cualquier circunstancia y/o factor de riesgo que pueda terminar en una afección de este tipo y tomar las medidas básicas de prevención necesarias para contribuir a mejorar la salud individual y colectiva.

El tratamiento para las diferentes alteraciones que constituyen el Síndrome Metabólico debe ser multifactorial y actuar sobre todos los factores de riesgo asociados. El denominador común en todas ellas debe ser un estilo de vida saludable, con un abandono del hábito tabáquico, un incremento de la actividad física y una restricción calórica en la dieta que ayude a la pérdida de peso y derive finalmente en la normalización de los diferentes parámetros afectados, mejorando la capacidad funcional, la reducción de los niveles de estrés asociados a las actividades cotidianas y a mejorar la calidad de sueño, garantizando así,  un estado de bienestar individual que tendrá un alto impacto en las relaciones interpersonales, actividades cotidianas y en la productividad laboral.

Las enfermedades cardiovasculares suponen una constante y creciente amenaza para la salud de los ciudadanos de países desarrollados o en vías de desarrollo; su incremento ha sido alarmante y es así que hoy son consideradas una epidemia mundial. Desde hace muchas décadas han sido la primera causa de mortalidad e incapacidad y en los próximos años, lejos de corregir esa importancia, parece que continuarán atacando nuestra salud. El Síndrome Metabólico está detrás de seguir sumando estos índices poblacionales de salud pública.

Es positivo y alentador saber que podemos prevenir con eficacia si actuamos contra aquellos factores de riesgo que hoy identificamos como Síndrome Metabólico y que sabemos, son los causantes del deterioro de nuestras arterias.

Es así, que importantes expertos en epidemiología cardiovascular han publicado con insistencia en los últimos años que, desarrollando bien esta prevención conjunta, conseguiríamos disminuir en un 80-90% las enfermedades cardiovasculares, esto es asistir casi a su desaparición en nuestro país. Nuestra meta, es y será contribuir a lograrlo.

El control de peso es primordial, ya que estudios han reflejado que perder peso con una nutrición adecuada acorde al desgaste físico y requerimientos calóricos individuales,  contribuye a la normalización de la presión arterial, a la disminución de los niveles de lípidos en sangre y al control de la glucosa, así como a una mejora en la resistencia a la insulina del paciente, tollos ellos, factores de riesgo en el Síndrome Metabólico.

Así también, la realización de ejercicio físico moderado en forma diaria, contribuirá a la consecución de esta pérdida o mantenimiento de peso, además de producir mejoras en la capacidad funcional; contribuir a reducir los niveles de estrés y ansiedad asociados a las actividades diarias y a mejorar la calidad de sueño diario, garantizando un estado de bienestar individual que se verá reflejado en sus relaciones interpersonales, actividades cotidianas y en la productividad laboral.

No obstante, cuando las modificaciones higiénico-dietéticas en la vida del sujeto no son suficientes, la pauta farmacológica se hace indispensable en el control de los diferentes parámetros afectados, es por ello la importancia de los controles médicos preventivos y el tratamiento que dará soporte a la disminución de estos factores de riesgo asociados.

➡Cualquier información adicional comunicarse con Milady Guillén 994.400.895 (Whatsapp o llamada) del Equipo Comercial.

 

Fuentes del artículo de Pulso Corporación Médica:
Mayo Clinic
El Medio Interactivo

 

leave a Comment