La salud mental en el aspecto laboral

Naturalmente cada persona tiene aspectos que ocupan su vida, y el laboral es uno que ocupa gran parte del tiempo y esta vivencia contiene factores que determinan el bienestar general, no solo el físico sino el mental, por lo que la preocupación de toda empresa y organización es poder proteger y garantizar el buen estado de sus colaboradores.

Es por ello que los directivos ponen en práctica iniciativas para promover la salud mental en el entorno laboral, prestando su apoyo a los trabajadores y, Pulso Corporación Médica se encarga de jugar su papel en procurar que se cumplan todos los servicios de salud y bienestar para cada uno de ellos.

Esto comprueba que no solo se obtiene una mejora en la salud del personal, sino que también se produce un aumento en la productividad. La ayuda a quien necesite apoyo a nivel mental no se hace esperar, ya que las emociones que pueden alterar el estado de ánimo, el comportamiento, conducta, motivaciones, e incluso incidir en condiciones mentales que pudiesen dañar a una o más personas en el trabajo, son tomadas en consideración para ser tratadas.

Los casos son diversos, muchos trastornos pueden ser parte de un cúmulo de experiencias anteriores que, de no ser tratados, podrían tal vez llevar a una enfermedad mental. Por otro lado, la predisposición genética también juega un papel importante en las enfermedades que pudiese desarrollar un individuo y esto es algo que se considera en una empresa para el buen desarrollo de su ambiente de trabajo.

En una visión general más de 300 millones de personas en el mundo padecen depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad. Además, muchas de ellas sufren también síntomas de ansiedad. Según un reciente estudio dirigido por la OMS, los trastornos por depresión y por ansiedad cuestan a la economía mundial US$ 1 billón anual en pérdida de productividad.

Así mismo, es bien conocido que el desempleo es un factor de riesgo de problemas mentales, mientras que la obtención de un empleo o la reincorporación al trabajo ejercen efectos protectores. No obstante, un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psicológicos, absentismo laboral y pérdidas de productividad.

La promoción de la salud mental en el lugar de trabajo y el apoyo a las personas que sufren trastornos hace más probable la reducción del ausentismo laboral, el aumento de la productividad y la obtención de beneficios económicos que conllevan estos efectos.

Fuente:
Organización Mundial de la Salud

leave a Comment