Metas de Fin de Año

Estamos a pocos días del final de año y es un momento en el que todos nos planteamos qué queremos para el 2018, qué podemos hacer diferente y cómo organizaremos nuestras prioridades, tiempo y dinero durante esta nueva oportunidad que nos brinda una nueva vuelta al sol. El año que está culminando nos lleva a reflexionar, y en ocasiones hasta a sentir nostalgia por todo lo que no se alcanzó o ni siquiera se inició. Planes, sueños y metas que nunca salieron del cajón y que han permanecido allí llenándose de polvo, esperando ver la luz un día. Es así como el momento, la nostalgia, y unas cuantas copas nos llevan a prometernos que el año venidero lo haremos mejor y entre esas promesas de fin de año las más comunes suelen ser:

  • “En enero comienzo la dieta. ¡Lo juro!”
  • “Este año dejaré de fumar/ beber”
  • “Ahora sí voy a terminar ese curso de inglés”
  • “Voy a llevar todas mis cuentas en un libro para no gastar tanto en dinero en cosas que no necesito. Este año sí ahorro.”
  • “Este año voy a realizar el viaje de mis sueños”
  • “Me voy a inscribir en el gimnasio y esta vez sí iré sin falta”

Estas promesas consisten en muchos casos en cambiar algunos de nuestros hábitos o adquirir otros, y si te identificas con ellos te daremos algunos consejos para que logres que de simples promesas se conviertan en realidad, haciendo del 2018 un año lleno de éxitos.

Es importante que sepas que los profesionales de la salud mental refieren que para que una conducta o acción pase a ser un hábito, la persona debe realizarla ininterrumpidamente por 21 días, de esta forma se hará rutina y una vez establecida será más fácil cumplirla. Conocer el valor de nuestro tiempo también nos ayuda a administrarlo de forma más eficaz, lo que nos deja ese tiempo libre que buscamos para tomar el curso de inglés, comenzar un proyecto o ir al gimnasio. Es más fácil lograr los objetivos si se dividen en pequeñas metas “y creamos así un proceso paso a paso”. Plantearse grandes objetivos es una de las causas más comunes para rendirse.

Por último, cuénteselo a sus amigos, cuesta más cambiar de ideas si estas se hacen públicas. Es más difícil ponerse excusas a sí mismo que a los demás. Por otro lado, amigos y familia pueden ser un gran apoyo. “Más del 70% de los participantes en un estudio de la Dominican University de California cumplieron sus objetivos después de escribirlos y enviárselos a un amigo. De entre los que no se lo contaron a nadie, solo el 35% tuvo éxito”.

Fuentes del artículo Pulso:
-Erika Tipo Web
-Marketingnize
-Actualidad RT

leave a Comment