Odontología preventiva: la mejor opción para la salud bucal

El cuidado de los dientes y salud oral en general es vital, y si no se presta la suficiente atención existe la posibilidad de desarrollar condiciones o enfermedades que se deben afrontar con tratamientos mucho más invasivos y riesgosos para la salud. Debido a esto, los consejos de la odontología preventiva permiten minimizar riesgos, mejorar la salud y ahorrar dinero.

La odontología preventiva enfatiza la importancia de los procedimientos dentales regulares y la rutina dental diaria para prevenir la caries dental y otras enfermedades y patologías. Es decir, combina el cuidado en casa con la el trato por parte del dentista.

En este sentido, se debe transmitir la importancia de la higiene oral a los más pequeños, desde la primera pieza dental y naturalmente visitar al dentista regularmente con el pasar de los años, para poder establecer un programa de prevención que se debe seguir a lo largo de la vida.

Dentro de los hábitos cotidianos que toda persona debe realizar para mantener su higiene oral, estaría naturalmente el cepillado de los dientes con pasta dentrífica y uso de hilo dental diariamente para remover la placa que se acumula en los dientes y la línea de la encía, ya que esta se endurece y facilita la formación de caries y la aparición de enfermedad periodontal.

De igual forma se recomienda una buena alimentación, ya que consumir dulces, alcohol y tabaco, propician la boca seca, decoloración y acumulación de placa. Por lo que resulta mejor mantener una dieta rica en calcio y nutrientes para los huesos.

Por parte del especialista, la mayoría de afectaciones dentales son indoloras en sus inicios, y las visitas regulares son indispensables para realizar limpiezas dentales, radiografías, y estudios que son la única forma de descubrir problemas dentales antes que causen un daño importante a los dientes.

El odontólogo debe también encargarse de informar al paciente, y preparar un programa de prevención de caries basándose en un perfil con características como número de lesiones cariosas, exposición al flúor, secreción de saliva, dieta, uso de medicinas, edad, historia clínica, nivel de calcio, y cualquier factor que permita hacer un seguimiento personalizado.

Los beneficios de la odontología preventiva son muchos, y Pulso Corporación Médica lo sabe muy bien ya que las enfermedades orales pueden interferir en el habla, alimentación, incluso en la autoestima, por lo que siempre será relevante seguir un programa de prevención de la mano de los especialistas.

Fuente:
PropDental