Planificación familiar: Un derecho y responsabilidad social

Una de las mejores formas de ejercer la libertad social es la planificación familiar, que consiste en la decisión voluntaria e informada de que tanto hombres como mujeres puedan elegir cuándo, cuantos y cada cuanto tiempo poder tener sus propios hijos.

A nivel mundial cada 3 de agosto se celebra el Día Internacional de la Planificación Familiar, que tiene como propósito promover esta información a las personas, y hacer de su conocimiento los métodos de prevención, tratamientos y educación sexual mediante el asesoramiento adecuado y profesional de los expertos en esta materia.

Este derecho de todas y todos es bien incentivado por parte del El Ministerio de Salud en el país, trabajando con los establecimientos de salud y cumplir con la entrega de los métodos anticonceptivos a la población en general, mejorar sus servicios y por ende la calidad de vida de los ciudadanos.

Contar con esta información sobre salud sexual y reproductiva difundida al público es bastante importante, ya que puede ayudar a tomar consciencia de las consecuencias de la no planificación de un futuro para la familia, sobre todo en la población joven y adolescente en edad fértil, quienes por desconocimiento de educación sexual podrían obtener embarazos no deseados.

Por otro lado, la Planificación Familiar está asociada a la reducción de los índices de mortalidad materna previniendo que las gestantes mueran durante el embarazo, parto o puerperio y proporcionándoles los elementos necesarios para evitar los riesgos que se presentan, así como la información requerida que les permita aplazar la gestación hasta que se encuentren preparadas tanto física, emocional y económicamente.

En países en donde la fecundidad es baja, las tasas de muerte materna son igualmente bajas, y estas aumentan en la medida en que la fecundidad aumenta, por el reconocido riesgo acumulativo que ocurre durante la vida reproductiva.

Reforzar estas tareas son una prioridad de las instituciones de salud y basada en el fomento del ejercicio de una sexualidad responsable, relaciones de igualdad y equidad entre los sexos, así como el pleno respecto de la integridad física del ser humano, en el marco de una reducción de la muerte materna.

 

➡Cualquier información adicional comunicarse con Milady Guillén 994.400.895 (Whatsapp o llamada) del Equipo Comercial.

 

Fuente:
Ministerio de Salud