Programas para la salud y protección de la juventud actual

La salud del ser humano forma parte de un proceso de crecimiento y maduración, y en la juventud es primordial considerar los cambios físicos y biológicos que se originan en la etapa adolescente, que a su vez afectan el área psicológica y social de una persona, ya que dará desarrollo de la identidad, maduración emocional y cognitiva.

Hoy se celebra el día mundial del estudiante, el cual en Perú se celebra el 23 de septiembre junto al día de la primavera y de la juventud. Y en el área de la salud se hace énfasis en estos cambios y cómo se puede guiar a los jóvenes para que en su formación, así como desarrollan su propia independencia, se desarrollen sus principios y valores, que serán determinantes para su comportamiento y conducta.

Se habla de la salud de los jóvenes por su estrecha relación con su conducta, la cual es también influenciada por su entorno, y aunque pareciera que algún problema de salud puede no estar presente en la juventud, hay consecuencias que pueden verse con el pasar de los años si a temprana edad se está expuesto a prácticas de riesgo.

Por parte del círculo que rodea a un joven en crecimiento, debe ser vital evitar que ciertas conductas que puedan poner en riesgo su salud se conviertan en un hábito, sea mala alimentación, ingesta de bebidas alcohólicas o cualquier sustancia no deseada, así como las infecciones de transmisión sexual, o prácticas de peligro físico, que a veces su ingenuidad tienda a jugar en su contra haciéndole pensar que nada negativo podría suceder.

Es por ello por lo que las políticas de promoción de la salud de todos los jóvenes están orientadas a fortalecer los factores de protección y prevención de estos y más riesgos, siendo estos los recursos y habilidades personales o sociales que permiten intervenir ante cualquier riesgo que pudiese presentarse. Estos programas incluso cuentan con la participación de jóvenes con ánimos de tener elecciones más saludables para su propio estilo de vida, con un enfoque bastante flexible.

Los profesionales encargados del área educativa a nivel institucional deben promover un estilo de vida saludable para los jóvenes, conseguir crear conciencia de la importancia de su salud, así como transmitir los conocimientos tanto de forma colectiva como individual acerca de cómo cuidarse y protegerse.

Actualmente se trabaja de forma constante para poder dotar de herramientas, recursos, habilidades y destrezas que favorecen la elección de opciones saludables en la juventud, y de la misma forma se busca atender y orientar ante problemas de salud detectados o planteados. Las áreas en las que se enfocan los programas son:

  • Salud sexual y reproductiva.
  • Prevención de enfermedades de transmisión sexual.
  • Prevención de embarazos no deseados.
  • Prevención de la obesidad y sedentarismo.
  • Prevención de los trastornos de la conducta alimentaria.
  • Salud e higiene corporal.

Entonces partiendo de estos objetivos, el área educativa se encarga de coordinar estos recursos de modo que puedan llegar a la mayor cantidad de jóvenes y sea de provecho, y de igual forma provee materiales y soportes didácticos, así como espacios para cursos y reuniones, y coordinar las acciones con las de otros programas de promoción de la salud en desarrollo.

Finalmente se hace mucho énfasis en los padres, quienes deben sentir que cuentan de igual forma con el apoyo de otras figuras como doctores, o docentes, para el apoyo de sus hijos. Si el entorno de un adolescente se ve favorecido con personas preocupadas por su salud, puede crecer de forma sana y segura.

 

➡Cualquier información adicional comunicarse con Milady Guillén 994.400.895 (Whatsapp o llamada) del Equipo Comercial.

 

Fuente del artículo de Pulso Corporación Médica:
Portal Jóven