Buena ergonomía para mantenerse saludable en el trabajo

17 de septiembre de 2020
Ergonomiá en el trabajo

Actualmente se producen más peligros que acechan a los trabajadores en el desarrollo del Teletrabajo u otras formas de llevar a cabo distintas actividades económicas; riesgos que inician desde ambientes con malas condiciones locativas hasta malas prácticas de autocuidado y falta de ergonomía, riesgos principales causante de lesiones y enfermedades ocupacionalesDurante tu vida laboral activa podemos implementar un diseño de acciones de buena ergonomía en el trabajo que estructure la prevención de los riesgos laborales mediante un plan de seguridad y salud en el trabajo.

 

Ergonomiá en el trabajo

Fuente: Revistas El Heraldo.

 

¿Qué es la Ergonomía?

 

Esta disciplina propicia una mayor eficiencia y calidad del desempeño en el entorno laboral sin perjudicar tu salud. Tiene como objetivo crear ambientes de trabajo más saludables dependiendo las necesidades de cada área laboral.

Dentro de los riesgos de origen laboral existen los riesgos ergonómicos que son los principales peligros de la realidad cotidiana de un trabajador.

 

Factores de riesgos ergonómicos

 

Los factores de riesgos ergonómicos tienen que ver directamente con el aspecto físico y psíquico, en otros casos con patologías que presente el trabajador, ocasionando lesiones y trastornos musculoesqueléticos que se desarrollan en actividades con movimientos repetitivos o un esfuerzo máximo del que nuestro cuerpo puede lograr hacer. Un ejemplo muy común es trabajar por más de 6 horas sin hacer pausas activas, lo que conlleva a sufrir malestares en la salud. 

“La seguridad y salud de tus colaboradores determina la productividad y sostenibilidad de tu empresa”.

 

Riesgos ergonómicos 

 

Posturas forzadas: como agacharse por un tiempo prolongado y volver a levantarse cuesta, pues ciertamente este tipo de posturas estiran los lumbares al momento de hacer el movimiento nada cómodo para el cuerpo. Si deseas identificar estas posturas que tienen consecuencias graves para tu capacidad de desarrollo en la actividad laboral, empieza por:

  1. Analizar la frecuencia del movimiento más forzado que haces durante la jornada.
  2. La duración de esa postura.
  3. Que parte del cuerpo trabaja esa postura: tronco, piernas, cuello, brazos, etc.

Movimientos repetitivos: realizar estos mismos movimientos durante muchas horas sin hacer pausas activas y estiramientos implica un sobreesfuerzo de los músculos, tendones y articulaciones durante el desarrollo de cualquier actividad. Puede ocasionar lesiones graves como la tendinitis, artritis, artrosis entre otras igual de importantes. Conoce los factores que incrementan dichos riesgos:

  1. Tiempo prolongado durante un movimiento repetitivo.
  2. Continuidad en movimientos repetitivos durante el día.
  3. Poco tiempo de recuperación en los músculos. 
  4. Ausentismo de estiramientos.
  5. Uso de fuerza mayor.

Sobreesfuerzo manual: son movimientos que se usan en determinados sectores y son los más comunes en los riesgos y enfermedades de origen laboral; como por ejemplo: levantar cargas, desplazarlas y transportarlas.

 

Riesgo ergonómico más comunes en la oficina o el teletrabajo

 

Si tu trabajo desde ahora es en una oficina o en desde casa debes tomar en cuenta las medidas adecuadas para evitar malestares de salud a consecuencia de tu actividad económica. 

Carga postural: son molestias o tensión cervical, así como también en la zona lumbar, cuello o miembros superiores del cuerpo. Esto puede suceder por las malas condiciones de trabajo en cuanto al espacio o diseño, muebles no ergonómicos u otros elementos que no se ajustan a la necesidad de tu labor. Algunos de los elementos claves para una buena ergonomía en el teletrabajo son:

  1. Ajuste su sitio de trabajo a un diseño ergonómico que permite mover la espalda y las piernas. 
  2. Una silla adecuada para el trabajo estático. 
  3. Dale una buena ubicación a tu ordenador y escritorio de trabajo.
  4. Ubica el ordenador a una distancia mínima de 55 centímetros de tus ojos a una altura media para no forzar la vista ni la cervical.

 

Consejos ergonómicos para mantenerse sano en el trabajo

 

Ya sabes que la mala ergonomía en el trabajo trae consecuencias que al inicio resultan mínimas pero al paso del tiempo pueden convertirse en enfermedades crónicas,  degenerativas e inflamatorias. 

Ergonomía Laboral

Fuente: Montiel.

“Poder identificar los riesgos ergonómicos a tiempo será el inicio preventivo para tomar acciones lo antes posible”.

  • Fija un horario para hacer pausas activas, descansar y estirar tus músculos.
  • Evita realizar movimientos repetitivos por más de 30 minutos.
  • Utiliza las herramientas adecuadas para realizar cada actividad de tu trabajo.
  • Diseña y usa objetos económicos que se ajusten a tus necesidades corporales y posturas. 
  • Ayuda a formar a todos tus colaboradores en la promoción de la seguridad y la salud ocupacional para evitar posturas forzadas y sobreesfuerzos. 
  • Cuenta con un plan de salud ocupacional que contribuya junto a ti a una empresa más saludable y segura.

Los riesgos ergonómicos afectan indiscutiblemente la productividad y calidad de la labor que se realiza, aboca significativamente la reducción de la competitividad y rentabilidad de tu empresa.

Concluimos que la buena ergonomía es parte importante de los beneficios de nuestros planes de salud y bienestar ocupacional con el fin de reducir los accidentes y aumentar rápidamente las mejoras en la productividad de tu empresa.

Implementamos y ejecutamos un plan de salud ocupacional integrado a la gestión de tu empresa ¡Descubre cómo!.

Call Center:

932 221 787

932 221 745.

callcenter@pulsosalud.com 

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestro blog

Te informaremos sobre todo lo que necesitas para mantener tu salud y seguir adelante con Pulso