Cualquier momento es bueno para empezar a correr

10 de octubre de 2022

Dejando de lado el hecho de encontramos a meses del inicio de #verano, cualquier momento es perfecto para empezar a correr. Para ayudarte a hacerlo, hemos recopilado unos cuantos consejos útiles que te ayudarán a mejorar tu performance y mantenerte motivado.

1. Vamos poco a poco

Al principio va a ser duro y debes ser consciente de ello. La fórmula es sencilla; empezar poco a poco aunque los primeros resultados tarden en llegar. El running es un deporte que exige disciplina y al inicio genera un tanto de estrés en el cuerpo y, si no estamos bien preparados para ello, lo único que conseguiremos es padecer una lesión o perder la motivación por completo.

No se trata de ir al todo por el todo; es más una cuestión de ir paso a paso. Si es que estás iniciando en el mundo del running (o nunca has hecho ejercicio en general) lo mejor es que empieces con el método CACO (Caminar – Correr). Este tipo de entrenamiento alterna periodos corriendo y periodos caminando, hasta completar una distancia o tiempo concreto. ¿De qué sirve? Pues para para ir preparando tu cuerpo poco a poco y prevenir posibles lesiones comunes.

Si eres una persona que realiza deporte habitualmente es probable que necesites caminar intervalos de tiempo más cortos, pero igualmente es importante que empieces con uno o dos minutos caminando y un minuto corriendo y que vayas incrementando poco a poco los intervalos de carrera más largos. Ojo que este tipo de entrenamiento en donde el cuerpo trabaja diferentes ritmos también ayuda a quemar más calorías.

2. Trabaja el tiempo y no la distancia

Como las carreras se miden en distancia, es común salir a correr y contabilizar tus entrenamientos en kilómetros. Pero ten en cuenta que si eres un corredor principiante lo más recomendable es que entrenes por tiempo y no por distancia.
Si decides entrenar aumentando el tiempo que aguantas corriendo y no la distancia que recorres, vas a poder controlar la duración de tus entrenamientos, regularás mejor el ritmo, te sentirás más motivado y además, será menos pesado.
Por ejemplo, si decides correr 20 minutos al día solo tendrás que preocuparte por correr esos 20 minutos y así, podrás dedicarle más atención a otros aspectos como llevar una respiración adecuada o vigilar tu postura. A medida que vayas mejorando, ya tendrás la oportunidad de realizar otro tipo de entrenamientos por distancia o intervalos para trabajar otros aspectos como la velocidad a la que corres

3. Escucha a tu Cuerpo y Recupérate

El mejor aliado para saber si puedes seguir corriendo o debes parar es tu propio cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si sientes dolor, seguramente sea una señal de que estás sometiendo a tu cuerpo a un sobreesfuerzo y necesites un descanso.

Eso sí, no toda molestia o dolor que puedas sentir significa inequívocamente que debas dejar de correr. Solo tú sabrás si el dolor que sientes es lo bastante fuerte como para tomarte un descanso o si por el contrario, puedes seguir corriendo. Eso sí, ten en cuenta algunos síntomas del sobre-entrenamiento que pueden aparecer como: excesivo cansancio, falta de motivación, insomnio, pérdida del apetito, etc.

Todos estos síntomas son mensajes que te lanza tu propio cuerpo para que le des un respiro. De igual modo, cuando tu cuerpo esté preparado para correr otra vez, también te lo hará saber, así que, ¡escúchalo!.

Corre un día y descansa el siguiente, esa es la manera más simple de asegurarte que no tendrás problemas a la hora de empezar a practicar este deporte desde cero. Además, estudios han demostrado que los tiempos de descanso ayudan a que el cuerpo pueda tener mejor performance y además, quemar mayor cantidad de calorías.

4. Sigue una rutina

Salir a correr, como cualquier otro deporte, necesita una constancia y un programa de entrenamientos que debes cumplir. Tal cual como agendamos reuniones en Meet, Teams, Zoom; debemos reservar nuestras sesiones de deporte.

Si es que te gusta la organización, crea un tablero en Trello en donde tengas apuntados todos tus resultados; o también podrías utilizar Notion.

La idea es que esta rutina se vuelva parte de tus semanas y tus meses; tal como lo podría ser cualquier actividad laboral o de importancia.

5. No olvidemos el calentamiento y estiramientos

El calentamiento y los estiramientos son dos fases de tu entrenamiento que no te puedes saltar. Es muy importante que realices ambos siempre que salgas a correr, no importa si vas a correr 26 minutos o 26 kilómetros, necesitas dedicarles el tiempo necesario.

El hecho de no calentar antes de un entrenamiento puede ocasionar tirones o calambres en tus músculos y si no estiras después de correr es muy probable que al día siguiente notes tus piernas más doloridas. A largo plazo, si evitas una o ambas partes del entrenamiento podría desembocar en una lesión más grave que podrías haber evitado.

6. Corre con unas Buenas Zapatillas

En realidad, no necesitas mucho para empezar a correr y esa es una de las grandes ventajas de este deporte respecto a otros. Sólo necesitas un buen par de zapatillas, pero sí deben ser unas que se adapten a tu pisada y tu ritmo deseado de entrenamiento.

Las zapatillas para correr están diseñadas para soportar tu peso, absorber el impacto de tu pisada y reducir las posibilidades de lesión según la forma de tu pie o tu forma de correr. Cada persona tiene un pie distinto, por lo que las zapatillas que le vayan bien a una persona puede que a ti no te vaya necesariamente bien.

 

No te pierdas nuestro siguiente artículo! 😉

También te puede interesar

Podemos Prevenir

El Síndrome Metabólico

Primero lo primero. ¿Qué es el síndrome metabólico y por qué nos debería importar? En principio, es una condición definida por la coexistencia de 3

Leer más
Podemos Prevenir

Alimentos para cuidar tu corazón

Hablemos del corazón, … Hablemos del corazón, pero no necesariamente sobre el corazón de sentimientos, sino aquel asociado a nuestra vida, nuestro motor, aquel que

Leer más

Suscríbete a nuestro blog

Te informaremos sobre todo lo que necesitas para mantener tu salud y seguir adelante con Pulso