Golpes de calor: ¿Qué son y cómo evitarlos?

15 de marzo de 2021
Golpes de calor

Este verano ha sido corto, pero las temperaturas elevadas y el tiempo excesivo bajo el sol pueden ocasionar golpes de calor o insolación durante el día; con la temperatura irregular, la deshidratación y la falta de agua el cuerpo se descompensa, por eso es tan importante que desde ahora sepas cómo prevenirlo.

A medida que el calor aumenta y la temperatura del cuerpo no se regule, los golpes pueden descompensar al organismo. La deshidratación se produce cuando el organismo alcanza entre 10 a 15 minutos más de 40 ºC provocando que el cuerpo pierda agua, vienen los mareos e incrementando la presión arterial, daños en la piel y próximos efectos graves que explicaremos a los que respondemos al calor o causan la muerte.

Es evidente que no todas las personas tienen los mismos riesgos graves al sufrir un golpe de calor, sin embargo debemos acotar que quienes están más expuesto a una insolación son adultos mayores y niños; también personas con cardiopatías, enfermedades crónicas o las que viajan a climas totalmente opuestos a los que está acostumbrado como países cálidos de pocas horas de sol.

 

Golpes de calor

Fuente: El Comercio.

 

¿Qué son los golpes de calor?

 

Es un trastorno por exceso de calor en el cuerpo, consecuente a una exposición a altas temperaturas generalmente prolongadas o golpes de calor por esfuerzo físico que de una manera severa eleva la lesión por tanto calor en los meses del verano. ¡Use protector, gorro e hidrátese lo suficiente!.

Esta alteración requiere de urgencia, si no se trata a tiempo el daño empeora dañando algunos órganos principales como el cerebro, corazón, riñones y sistema muscular, lo que retrasa cualquier tratamiento de curación con muchos más riesgos a sufrir complicaciones graves,

 

¿Cuáles son los síntomas de la insolación?

 

Para cuidarte del sol y los golpes de calor que por él se producen, es necesario conocer los signos que incluyen a continuación:

  • Temperatura corporal elevada: Una temperatura corporal central es de 104 F, es decir 40 ºC o más obtenida con un termómetro rectal, siendo el principal signo de insolación.
  • Estado mental alterado: Relacionado con la agitación, confusión, dificultad para hablar, irritabilidad, delirio, convulsiones y también un como puede a llegar a producirse golpes de calor intensos.
  • Aumento de la sudoración: Cuando se presentan golpes de calor en climas cálidos, normalmente la piel se calienta y se seca al tacto. En cambio cuando irradia el calor provocado por alguna actividad física la piel se seca y es ligeramente húmeda. 
  • Náuseas y vómitos: Puedes sentirte mal del estómago o en otros casos con ganas de vomitar.
  • Enrojecimiento de la piel: Tu piel tiende a enrojecer cuando aumenta la temperatura corporal.
  • Respiración acelerada: La forma en que respiras puede volverse rápida y superficial.
  • Frecuencia cardiaca alta: El pulso puede aumentar y hacerse más acelerado porque el estrés que genera el choque de calor impone una enorme carga al corazón para ayudar a enfriar el cuerpo humano.
  • Dolor de cabeza: La cabeza se calienta y se sienten palpitaciones fuertes. 

 

¿Cómo evitar los daños por golpes de calor?

 

Adopta las siguientes medidas fundamentales para proteger tu salud:

 

1. Hidratación

 

¡La principal fuente de la vida! y sin duda, las más importante de todas. En cuerpo humano está compuesto entre 50% a 70% de agua y para que funcione a la perfección es importante mantenerlo hidratado con 2 a 2.5 litros de agua al día, así no sientas sed. 

Este proceso contribuye a una buena hidratación y un cuerpo sano, fortalecido y conservar humectación en la piel, protector contra la insolación.

Evita las bebidas negras, café y alcohol porque su efecto diurético deshidrata el cuerpo, comienza a sustituirlos por frutas y verduras muy frescas que aportan resistencia mecánica al cuerpo.

 

2. Horas de salida

 

Sabemos que hay momentos del día donde el sol calienta más y genera mayor calor, este verano no te confíes evita salir de casa entre horas de altas temperaturas. Si practicas una actividad física como (caminar, trotar, correr) hazlo a primeras horas de la mañana o al final de la tarde cuando ya haya bajado el sol. 

¡Son horas de temperatura ideal, suaves y más fácil de encontrar sombra!.

 

3. Ropa adecuada

 

Para permitir la transpiración de la piel y evitar el vapor junto con la humedad que produce el uso de la ropa inadecuada en el verano recomendamos usar ropa holgada preferiblemente blanca y de algodón, ya que este color rechaza la radiación del sol. Usar ropa de tela acrílica u otros procedentes de la misma fibra dificultan la transpiración. 

Actualmente existen fibras especialmente para el sol que rechazan la luz ultravioleta en el color que sea fabricada la misma.

 

4. Uso de gorro y lentes de sol

 

Protegerse del sol favorece a la circulación del aire en el interior de tu cuerpo, colócate estos accesorios sin ajustarlos tanto a tu cabeza y entonces sentirás la diferencia.

 

5. Comida ligera y fresca

 

Una alimentación balanceada rica en ensaladas, frutas, verduras y hortalizas te ayudará a mantener el equilibrio del agua en tu cuerpo, así estará siempre hidratado, listo para disfrutar del sol.

 

6. Ventilación de espacios

 

Los lugares donde te encuentres deben mantenerse lo más frescos posibles para aumentar la calidad del aire y prevenir eminentes golpes de calor. Use ventilador o aire acondicionado  que facilite el objetivo en tu salud.

Si presentas algunos síntomas leves por insolación vuelve a casa, hidrátate, colócate compresas frías y descansa en el lugar más fresco hasta que la temperatura de tu cuerpo vuelva a normalizarse.

En caso de sentir mareo o desvanecimiento comuniquese con nosotros a través de:

Telemedicina

932 221 787

932 221 745.

callcenter@pulsosalud.com 

También te puede interesar

acudir al neumólogo
Podemos Prevenir

Cuándo acudir a un neumólogo

La importancia de acudir al neumólogo está en cuidar la salud de las personas que ya han experimentado enfermedades o complicaciones respiratorias como el COVID-19,

Leer más

Suscríbete a nuestro blog

Te informaremos sobre todo lo que necesitas para mantener tu salud y seguir adelante con Pulso