Normas de bioseguridad en el trabajo y su importancia

17 de junio de 2021
normas de bioseguridad

Debido a que cuidar la salud propia y de los compañeros de trabajo es una labor que requiere la ayuda de todo el personal, siendo obligatorio que todos los trabajadores sigan estas normas; el empleador cumpla con las exigencias básicas de seguridad en el trabajo establecidas por la ley y que el personal directivo vele por su estricto cumplimiento. 


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la bioseguridad como las normas, técnicas y prácticas aplicadas por el personal con el fin de evitar la exposición no intencional a elementos contaminantes que podrían perjudicar la salud de los trabajadores.

Normas de bioseguridad, en general

Es importante mencionar, que las normas de bioseguridad en el trabajo, suelen variar dependiendo del rubro de su centro laboral. A continuación mencionaremos las normas más generales que se recomienda a todos los espacios de trabajo y que han incrementado su importancia debido a la pandemia de COVID-19. 

Priorice la limpieza y correcta ventilación del área de trabajo

Los ambientes sucios y cerrados pueden aumentar la posibilidad de inhalar virus, bacterias y otros elementos contaminantes que podrían afectar la salud de los trabajadores. En la mayoría de las ocasiones, esta norma depende del empleador debido a ser el que contrata el espacio de limpieza y disponer del espacio para una correcta ventilación

Evitar fumar, beber y comer en el lugar de trabajo

La limpieza es un elemento imprescindible para la seguridad en el trabajo, recuerde que los restos de comida o bebidas pueden atraer insectos, mientras que el fumar es un vector de contagio para enfermedades respiratorias como la COVID-19. 

Cabe destacar, que actualmente todos los trabajos prohíben fumar en espacios cerrados y requieren el cumplimiento por parte de los trabajadores, en especial en entornos de escasa supervisión y que ven el tabaco de forma permisiva. 

Emplear mandil, protección respiratoria, guantes y protectores oculares al realizar tareas que puedan generar salpicaduras

El entorno industrial, metal mecánico y demás pueden estar implicados en actividades que expongan tejido blanco como los ojos, nariz, boca y piel. De esta forma, es recomendable usar toda la protección necesaria; siendo obligación del empleador entregar esta indumentaria y exigir su uso en todo momento, durante las actividades diarias. 

No guardar sustancias químicas en el refrigerador de alimentos

Guardar químicos u otra sustancia peligrosa, en el refrigerador de alimentos es sumamente peligroso debido a que pueden ser ingeridas por equivocación y causar daños graves en el organismo. Por ello, los empleadores deben poseer un refrigerador dedicado exclusivamente al guardado y preservación de sustancias; así como otro dedicado a la alimentación. 

Recordemos, que este punto depende casi por completo del empleador, otorgando espacios de refrigeración, la señalítica respectiva y capacitar a su personal en el uso de esta medida de prevención. 

Usar guante y mascarilla al manipular sustancias químicas o desechos de cualquier tipo

Las sustancias químicas o ciertos desechos pueden afectar considerablemente el estado de la piel y las vías respiratorias de la persona encargada, por lo que es necesario emplear mascarillas y guantes, especialmente si es que forma parte del rubro de limpieza. 

Lavarse las manos con frecuencia 

Lavarse las manos con agua y jabón por un periodo de veinte segundos es la clave para eliminar virus y bacterias de las manos, esta recomendación ha obtenido una mayor relevancia en el último año debido a que es, a su vez, una de las formas de prevenir el contagio de coronavirus. 

Normas de bioseguridad para un negocio

Debido a la necesidad de reactivación económica, los diferentes sectores económicos tienen fijados por el gobierno unas normas específicas para funcionar, a pesar de la pandemia de COVID-19. 

Las normas de bioseguridad para un negocio en Perú suelen estar vinculadas en torno a 4 elementos: La desinfección de superficies, reducción de vectores de contagio, control de temperatura y  medidas preventivas contra el aerosol. Además de ello, dependiendo del sector, podemos incluir la exigencia de pruebas de descarte de coronavirus para trabajadores y clientes. 

Debido a la diversidad de áreas y documentación implicada mencionaremos cada una de las recomendaciones de bioseguridad de forma general, le recomendamos visualizar las normas de sus autoridades cercanas para asegurarse que sus actividades empresariales se vienen desarrollando de forma segura. 

La desinfección de superficies 

Cómo mencionamos con anterioridad, los fluidos impregnados en superficies comunes (barandales, mesas, asientos y demás) pueden ser un vector de contagio. Además debemos considerar que el virus Sars-Cov-2 es capaz de permanecer en diversas superficies durante horas, incluso días. 

Estos motivos son los que exigen que las empresas tomen la desinfección de superficies no solo como una actividad de limpieza rutinaria, sino en realizarla con una mayor frecuencia, con la finalidad de reducir la posibilidad de contagio. 

De esta forma, los restaurantes, unidades de transporte, centros comerciales y bancos son de las empresas que mayor necesidad tienen de realizar esta labor, especialmente debido a que cada nuevo usuario tiene contacto con superficies, por ejemplo a través de los cajeros automáticos pertenecientes a las instituciones financieras. 

Finalmente, es necesario capacitar a su personal de limpieza en la desinfección constante y el uso de químicos adecuados dependiendo del material de la superficie, recuerde que el virus puede sobrevivir más tiempo sobre plástico y acero. 

La reducción de vectores de contagio 

Los “vectores de contagio” son todo elemento que se emite de una persona a otra, con fines laborales o no laborales, pero que puede poseer un fluido y contribuir al contagio del virus. De esta forma, una hoja de papel o un lapicero pueden ser vectores de contagio si es que son propiedad de una persona enferma de COVID-19 o estuvieron en contacto con el virus de otra manera. 

Podemos afirmar que la forma más eficaz de reducir los vectores de contagio es por medio de la tecnología. Por ejemplo: las billeteras virtuales como Yape y Plin han contribuido a reducir el efectivo como vector de contagio en mercados, restaurantes y otros pequeños negocios. De la misma forma, los medios de consulta digital permiten reducir el papel en las oficinas o el empleo de planos en obras de construcción. 

Control de temperatura

Esta medida preventiva permite reducir la posibilidad que una persona enferma ingrese al negocio, a través del monitoreo del síntoma fiebre. Existe una variedad de formas de prevenir, desde el control manual con una persona a cargo, hasta el empleo de cámaras termográficas

Medidas preventivas contra el aerosol

Una de las formas de contagio de la COVID-19 es a través de aerosol, es decir pequeñas moléculas de fluidos que se encuentran en el ambiente. Para contrarrestar este factor es necesario seguir las siguientes medidas: 

Mantener la distancia social

Exija a los asistentes mantener una distancia de 1.5 metros de distancia, así como asegúrese que las mesas y espacios de cada cliente, o grupo de clientes, respete la distancia sugerida. 

Por otra parte, centros comerciales y grandes espacios de esparcimiento deben contar con la señalización debida que permita mantener este espacio entre los asistentes. 

No emplear aire acondicionado

El aire acondicionado hace fluir el aire a una temperatura menor en un mismo espacio cerrado, haciendo que los aerosoles que transmiten el virus se esparzan en un mismo ambiente.

Exija el uso de mascarillas 

Las mascarillas son el elemento fundamental, y la medida más efectiva, para protegernos del COVID-19 en espacios públicos, por lo que es necesario exigir su correcto uso. Recuerde que estas deben cubrir boca y nariz en todo momento y ser del modelo de 3 líneas. 

Empleo de prueba de COVID-19 

Algunos rubros que requieren una mayor participación de consumidores y trabajadores es necesario emplear una prueba de coronavirus; por ejemplo, los sectores como el turismo, transporte interprovincial y construcción son algunos de los rubros que tienen esta exigencia de por medio. 

Conclusiones

Las normas de bioseguridad son relevantes en toda empresa, tanto para trabajadores como para sus clientes, por lo cual todo empleador debe procurar su adecuado cumplimiento y respetar las medidas dispuestas por las autoridades de salud. 

Solicite una prueba de descarte de COVID-19 y ayude a prevenir contagios en su empresa. 

Reserva una cita

Atención telefónica: 

932 221 787 

932 221 745

También te puede interesar

acudir al neumólogo
Podemos Prevenir

Cuándo acudir a un neumólogo

La importancia de acudir al neumólogo está en cuidar la salud de las personas que ya han experimentado enfermedades o complicaciones respiratorias como el COVID-19,

Leer más

Suscríbete a nuestro blog

Te informaremos sobre todo lo que necesitas para mantener tu salud y seguir adelante con Pulso